9 ene. 2012

¡Que tu gato y tu perro no se estresen en vacaciones de verano!

¿Qué hacer con los perros y gatos en las vacaciones?
http://www.infonews.com/ 07.01.2012 | 10:46
Llevarlos junto a la familia de viaje, dejarlos solos en casa o alojarlos en guarderías de mascotas son las tres opciones para perros y gatos durante las vacaciones y todas requieren una preparación previa.


"“Lo primero que hay que entender es que las vacaciones no son lo mismo para los seres humanos que para los animales en el sentido de que para perros y gatos, que su dueño no esté, implica que éste desapareció ya que no entienden que luego regresan"”, explicó a Télam el veterinario especialista en animales pequeños Juan Enrique Romero. Y continuó: “"entonces el desapego que se produce va a tener necesariamente impacto sobre el animal tanto en su estado anímico como en su salud”".

Romero, ex director del zoológico de Buenos Aires, señaló que “"este proceso es tan estresante para los perros como para los gatos aunque muchas veces nosotros no entendemos el leguaje de este animal, pero ambos sufren lo mismo"”. La primera opción a la que el veterinario hace referencia es la de llevar a los animales de viaje con la familia.

"“Para esto hay que tener algunas precauciones y cuidados. El primero es que durante el viaje el perro debe estar atado con un cinturón de seguridad especial porque ante una maniobra brusca no sólo se salva al animal, sino que se evita que vaya como un proyectil contra las personas que están en el auto"”, aclaró. Para el caso de los gatos, el especialista explicó que debe viajar en su jaula de transporte, y para ambos animales se debe parar cada dos horas para que puedan "“hacer sus necesidades, tomar agua y caminar un poco”".


"“Es importante llevarles su comedero, bebedero y para los gatos la bandeja sanitaria. También resulta conveniente que se lleve el alimento balanceado que están acostumbrados a ingerir, así como el agua de la canilla que habitualmente consumen, para evitarles diarreas"”, detalló. Otro punto importante en caso de ir a una ciudad balnearia es no exponerlos al sol en horarios pico y, en caso de que se metan al mar, tratar de que no ingieran demasiada agua y darles una enjuagada posterior para evitar que la sal se le pegue en el pelaje.

En todos los casos es conveniente colocarles una chapita con algún celular de contacto, viajar con la libreta sanitaria y las vacunas al día, y llevar el número del veterinario para consultarle ante cualquier urgencia. “"En el caso de que el animal no pueda viajar con el grupo familiar y se quede solo en la casa, es necesario que alguien vaya diariamente a brindarles comida, agua y darles afecto. Para el bienestar del perro o gato es importante que esa persona tenga un vínculo estrecho con la casa y con la mascota"”, advirtió.

Otra opción a recurrir son las guarderías de mascotas que en Capital Federal y Gran Buenos Aires tienen precios que oscilan entre los $40 y los $100 por día, en general sin incluir el alimento, que lo debe proveer cada dueño. Los pensionados de perros y gatos son en su mayoría espacios verdes amplios, aunque también existen hogares que alojan un número reducido de animales donde la atención es más personalizada.


Las diferentes guarderías consultadas tienen los mismos requisitos: los animales deben tener la libreta sanitaria al día, la vacuna antirrábica colocada, ingresar con pipetas para las pulgas, limpios y no tener conductas agresivas. En la mayoría también se excluye, por precaución, la admisión de razas potencialmente agresivas como Pitbull o Rottweiler.

“"Si no hay otra opción que mandarlos a guardería es importante no elegirla un día antes de irse de vacaciones" -aseveró el doctor Romero- "la selección debería realizarse en octubre, por ejemplo, y lo ideal es consultarle una de confianza al veterinario"”. El especialista recomendó que "“lo ideal es hacer una adaptación previa: llevar al animal un par de veces antes al espacio para que lo conozca y lo asocie a un lugar de alegría y no de abandono”".

"“Es imprescindible que el dueño conozca al lugar físico, que debe ser amplio en el caso de los perros y seguro para los gatos que suelen escaparse. También es recomendable conocer al personal y consultar si tienen dónde recurrir en caso de una emergencia"”, añadió. Y concluyó: "“Quizá parezcan demasiadas precauciones, pero los animales son parte de la familia, y si uno se hace cargo de una mascota le tiene que brindar los cuidados necesarios y asegurarse de que estén bien cuando uno no está presente".